6 ventajas fundamentales de un control profesional de roedores

Sabemos la gran cantidad de peligros que conlleva una plaga de ratones. Pueden afectar la salud de las personas, además de causar graves daños materiales en una empresa o negocio:

  • Es una de las plagas que más cuesta controlar, debido a la rapidez con la que se reproducen.
  • Transmiten muchas enfermedades, incluso mortales como es el virus hanta.
  • Surgen con mayor frecuencia en sitios urbanos, porque tienen a su disposición los alimentos y la temperatura adecuada para sobrevivir.
  • Pueden roer cables eléctricos, madera u otros materiales, provocando daños estructurales en los inmuebles.

Las plagas de ratones pueden prevenirse teniendo un correcto manejo de la basura y una limpieza frecuente de los espacios, sin embargo, al salirse de control lo mejor es recurrir a un control profesional de roedores. 

Ventajas de un control profesional de roedores en una empresa

1. Conocen sobre los roedores

Tienen conocimientos acerca del comportamiento, hábitat y anatomía de los ratones, por lo que pueden aplicar tratamientos específicos para su erradicación. 

 2. Usan productos eficaces

Aplican productos eficaces y bajo un estricto protocolo de seguridad. Un buen profesional minimiza el uso de raticida, o cualquier otro producto con impacto negativo para las personas y el ambiente, logrando aun así resultados óptimos. 

3. Ofrecen soluciones a largo plazo

Al usar productos efectivos, los efectos de la desratización son duraderos. Hay que tener en cuenta que las ratas se han vuelto resistentes a varios productos, por lo que se ha vuelto necesario implementar distintos métodos para garantizar su erradicación a largo plazo. 

4. Realizan una evaluación del problema

Entregan u diagnóstico de nuestra empresa donde se establecen las medidas de control pertinentes, considerando la gravedad de los daños. Incorporan la cantidad de métodos a implementar y el tipo de productos que se utilizarán para obtener soluciones duraderas. 

Sin duda, nos orientarán de las acciones antes, durante y después de la aplicación del tratamiento. De igual forma, nos comparten las medidas de prevención que nuestra empresa debe tomar para evitar una nueva propagación de roedores.

5. Cumplen con las normativas y legislaciones vigentes

Están capacitados para cubrir todos los aspectos que involucran el control de plagas: tratamientos, seguridad, salud e higiene. Las empresas profesionales cuentan con la autorización y certificación del Ministerio de Salud y respetan la normativa vigente para ofrecer un servicio confiable y de calidad. 

6. Siguen protocolos para el tratamiento de plagas

  • Hacen una primera intervención para analizar el tratamiento que se aplicará para controlar la plaga, es decir, evalúan medidas sanitarias, productos a utilizar, grado de infestación, entre otros.
  • Se comienza a aplicar el control en las zonas afectadas. El profesional a cargo realiza un informe con los aspectos que tu empresa debe corregir para evitar problemas a futuro.
  • Realizan inspecciones cada cierto tiempo para verificar que las medidas estén dando resultados.
  • Al finalizar el tratamiento, te hacen entrega de un informe completo del procedimiento aplicado

Como podemos ver, recurrir al control profesional de roedores nos permitirá deshacernos de esta plaga a través de buenas prácticas. Se llevará a cabo un correcto uso de productos, evitando riesgos para las personas y el inmueble, y un adecuado asesoramiento para que no vuelvan a aparecer.

Deja un comentario