Conozca la normativa control de plagas en Chile

El control de plagas en las empresas también es parte de las estrategias de prevención de riesgos para garantizar condiciones de trabajo seguras y salubres para los empleados. Además, es una medida para proteger el inmueble de daños materiales, que puedan generar pérdidas o gastos adicionales. 

Para efectuar un correcto tratamiento es importante que tanto las empresas que ofrecen este servicio como las organizaciones contratantes, consideren la normativa control de plagas vigente, dado que esta busca evitar peligros mayores por la exposición y mal manejo de productos y técnicas para la erradicación de insectos y roedores

¿Cuáles son las normativas que se aplican para el control de plagas?

Dentro de la normativa se reconocen tres decretos relevantes: Reglamento Sanitario de los Alimentos, el Reglamento sobre Condiciones Sanitarias y Ambientales Básicas en los Lugares de Trabajo y el Reglamento de Pesticidas de Uso Sanitario y Doméstico.

Reglamento Sanitario de los Alimentos

Alude a la necesidad de implantar medidas sanitarias en establecimientos de alimentos para la prevención de plagas. Se menciona la importancia del manejo de la basura de forma regular y constante, y a la limpieza de todos los equipos y receptáculos que hayan estado en contacto con los desechos, como medida de higiene para la salud de las personas. 

De igual modo, se advierte que se debe buscar una solución efectiva para la erradicación de plagas mediante métodos químicos, físicos y biológicos, pudiendo ser aplicados únicamente por expertos de empresas autorizadas por las autoridades sanitarias vigentes. 

Reglamento sobre Condiciones Sanitarias y Ambientales Básicas en los Lugares de Trabajo

Menciona la necesidad de mantener los espacios de trabajo pulcros, higiénicos, inocuos y ordenados como medida preventiva ante una epidemia de cualquier índole (arañas, ratones, insectos). También destaca los límites máximos a los que pueden estar expuestos los trabajadores frente a agentes químicos. 

Si bien, los productos usados para el control de plagas no están dentro de los materiales que los empleados utilizan, para su aplicación las empresas de servicios deben evitar la exposición de sus productos frente a los trabajadores y establecer medidas para evitar la contaminación del área laboral. 

Reglamento de Pesticidas de Uso Sanitario y Doméstico

En este reglamento se habla sobre el correcto almacenamiento, transporte y aplicación de los pesticidas para su uso sanitario y doméstico. Solo las empresas autorizadas podrán hacer uso de plaguicidas especializados y deberán tomar las medidas preventivas para evitar la intoxicación de las personas, ya sea por el consumo de productos o contacto directo con zonas contaminadas. 

Las empresas de control de plaga deben avisar a las autoridades sanitarias sobre la aplicación de productos específicos y establecimientos determinados (como de salud o educacionales) con días mínimos de anticipación. Para esto deberán hacer primero un diagnóstico para identificar la plaga y posteriormente elegir los químicos que se utilizarán. 

En relación con la normativa control de plagas, Chile parece tener un buen desempeño, no obstante, donde sí es imprescindible seguir avanzando es en la toma de conciencia de los trabajadores, a quienes hay que instruir sobre la importancia de ceñirse a los procedimientos y regulaciones de seguridad, y sobre las medidas preventivas para evitar la aparición de plagas.

Deja un comentario