Plaga de roedores: ¿por qué atrapar un ratón?

Los ratones son una de las plagas más comunes en el mundo. Su facilidad de reproducirse las vuelve un animal peligroso en lugares con temperatura cálida y acceso a comida, dado que son condiciones favorables para acelerar su procreación.  Por tal motivo, las casas, las oficinas y distintos establecimientos se pueden convertir en el refugio indicado para anidar. 

Asimismo, son transmisores de numerosas enfermedades, además de producir daños materiales, por lo que, a continuación, hablaremos sobre el efecto que tiene una plaga de ratones en diferentes sectores, razón por la que hay que erradicarlos. 

Plaga de ratones en el hogar

Tener ratones en el hogar puede provocar la contaminación de alimentos, agua y mobiliario. A través de su orina, heces, saliva y pulgas pueden transmitir infecciones como la enfermedad de Weil, triquinosis, salmonelosis, peste bubónica, entre otras. Además, utilizan su orina para guiar a otros roedores hacia la fuente de comida, haciendo que se esparzan más rápido.

De acuerdo a la publicación Roedores como Plagas de Productos Almacenados: Control y Manejo de la FAO “las enfermedades transmitidas por roedores han causado más muertes y sufrimientos para el hombre que todas las guerras y revoluciones en la historia del mundo”, por lo que atrapar un ratón a tiempo podría prevenir daños a nuestra salud. 

¿Cómo afectan los ratones a la industria y oficinas?

La presencia de ratones en la industria puede causar pérdidas económicas importantes. Contaminan y dañan los cultivos agrícolas, afectan la maquinaria, causan erosión en la tierra al construir sus nidos, entre otros daños por medio de sus dientes y excreciones. 

En cuanto a las oficinas, los empleados pueden adquirir enfermedades por medio de aire o polvo contaminado que circule por el ambiente, aumentando la abstención laboral. También se pueden transmitir por medio de heridas o rasguños que aún no han cicatrizado si trabajan en espacio como escritorios donde ha habido presencia de secreciones. 

¿Y el comercio?

Restaurantes y supermercados están entre los lugares favoritos de los ratones, debido a que son una fuente inagotable de alimento. La aparición de una plaga de roedores puede afectar la imagen del establecimiento y provocar la pérdida de clientes, además de pérdidas económicas por clausuras y multas. 

Todo comercio, especialmente del sector alimenticio, debe cumplir con la normativa vigente sobre condiciones sanitarias, que obliga a realizar controles anti-plagas y tener la debida limpieza para evitar su aparición. 

¿Cómo detectar la presencia de ratones?

  • Presencia de excremento.
  • Marcas de mordeduras.
  • Malos olores.
  • Sonidos. 
  • Manchas en las superficies.
  • Aparición de madrigueras.
  • Ratones muertos.

Es importante prestar atención a estos puntos para identificar rápidamente la presencia de roedores. También hay que revisar áreas de desechos y contenedores de basura, pues suelen ser los lugares preferidos para ocultarse. 

Enfermedades, pérdidas económicas, y daños al inmueble, son algunas de las consecuencias de tener una plaga de ratones en el negocio o en la casa. Por esta razón, es importante la detección temprana del problema. Desde el primer momento debemos contratar a un servicio profesional de control de plagas para que se hagan cargo de atrapar un ratón. 

Están calificados para implementar métodos de erradicación que no afecten la salud de las personas y no dañen los inmuebles, convirtiéndose en una solución rápida y efectiva para deshaceros de esta y cualquier otra plaga.

Deja un comentario