Tipos de plagas más comunes en la industria alimentaria

Uno de los mayores riesgos que se presentan en las empresas dedicadas a la industria alimentaria son las plagas, incluso cuando se cuenta con una limpieza perfecta. La razón del incremento de animales en las cocinas es porque siempre están buscando comida, por eso las empresas encargadas de la producción, almacenamiento o comercialización de alimentos son más propensas a padecer este problema.

A continuación mencionaremos los tipos de plagas más comunes en esta industria, algunos consejos para eliminarlas y así poder evitar problemas sanitarios o enfermedades en los comensales.

1. Cucarachas

Este tipo de plagas es muy común en cualquier espacio donde se manipule comida. Es una de las plagas más desagradables porque se reproducen rápidamente y suelen atraer a más cucarachas. Para prevenir la aparición de cucarachas, es importante no dejar restos de comida o basura y llevar a cabo una buena limpieza diaria. 

Generalmente, las cucarachas prefieren habitar lugares donde hay humedad y aparecen de noche, por lo que es necesario tomar acción en cuanto se vea algún ejemplar de ellas en plena luz del día. Sin embargo, para eliminarlas se recomienda realizar inspecciones periódicas con ayuda de expertos en métodos de manejo integral de plagas adecuados a la industria alimentaria. 

2. Insectos voladores

Las moscas, mosquitos y polillas también representan un peligro sanitario para esta industria y su control resulta más complicado debido a su facilidad para desplazarse de un lugar a otro.  Se recomienda combatir esta plaga con mosquiteros en puertas y ventanas, además de dispositivos eléctricos con luz ultravioleta que los atraiga, sin olvidar mantener la limpieza de estos aparatos. También es recomendable hacer controles periódicamente para terminar por completo con esta plaga.

3. Roedores

Tanto las ratas como los ratones representan un gran problema sanitario por todas las enfermedades que pueden portar a través de su pelaje, su excremento u orina. Asimismo, pueden provocar un problema económico, pues suelen morder los paquetes o envolturas de comida dejándolas en un estado inservible.

Los restos de excremento, orina o el hecho de ver cajas mordidas serán los indicadores para detectar la presencia de roedores. Con el objetivo de eliminar esta plaga, es necesario consultar a los expertos, porque no se puede utilizar cualquier tipo de veneno ya que pueden contaminar los alimentos.

Adicionalmente, debemos asegurarnos de eliminar los posibles nidos que pueda haber en el negocio para que no se vuelva a hacer presente otro roedor. 

4. Hormigas

Se ha demostrado que, al igual que los roedores, las hormigas pueden ser portadoras de enfermedades como la Salmonella. En consecuencia, debemos evitar dejar restos de comida, mantener la limpieza en todas las zonas del restaurante y lavar todos los utensilios después de utilizarlos.

El problema de las hormigas también tiene que ver con su diminuto tamaño, lo cual les permite entrar por lugares inimaginables y pequeños. De esta manera, será indispensable sellar todos los agujeros que pueda haber utilizando masilla, yeso o sellador de silicona. Pero, lo más adecuado, será buscar a los expertos para utilizar el insecticida adecuado y eliminar por completo las hormigas, sin dañar las instalaciones o alterar sus componentes con los químicos usados.En conclusión, una limpieza diaria siempre ayudará a prevenir la presencia de estos tipos de plagas. Sin duda, será imprescindible acudir con los expertos para que utilicen los métodos adecuados y garantizar su eliminación sin provocar daños o consecuencias en la producción-comercialización de nuestros alimentos.

Deja un comentario