¿Cuál es la relación directa entre plagas y enfermedades?

Muchas de las pandemias de mayor mortalidad en la historia han sido originadas por plagas. Se trata de colonias de animales que se vuelven propagadoras de enfermedades nocivas para los humanos.

Algunos animales que conviven en nuestro entorno, como las ratas o las baratas, son fuentes de riesgo para la salud, por lo que en esta ocasión se mencionarán las plagas y enfermedades más comunes, y por qué no prevenirlas puede resultar un riesgo mayor. 

Plagas y enfermedades peligrosas para la salud

Ratas

Estos animales transmiten enfermedades a través de la saliva, los excrementos y la orina, por lo que, cuando los alimentos, muebles u otros objetos y espacios se ven contaminados con sus secreciones, pueden transmitir enfermedades. 

Entre las afecciones que pueden propagar están el hantavirus, la disentería, el tifus y la leptospirosis. De igual manera, los parásitos y pulgas que tienen las ratas son portadoras de microorganismos altamente peligrosos, que pueden ocasionar enfermedades como la peste bubónica. 

Algunos de los síntomas que puede aparecer con estos padecimientos son fiebre, dolor muscular, malestar gastrointestinal, mareos, entre otros. 

Palomas

A pesar de lo que se cree, las palomas no solo deterioran los edificios, sino también son portadoras de enfermedades como la criptococosis, clamidiosis aviar, alveolitis alérgica y la salmonelosis. Además, pueden transmitir piojos, ácaros, garrapatas y chinches, los cuales pueden provocar otras infecciones. 

Estas enfermedades aparecen al estar en contacto constante con las aves. Pueden darse a través de los hongos que aparecen en las heces, por reacciones alérgicas a las plumas o al polvo fecal, por alimentos o ropa infectada, e incluso por los parásitos de las propias aves. Los síntomas comunes son problemas respiratorios, malestares estomacales, y fiebre y diarrea. 

Baratas

Existen muchos tipos de cucarachas en el mundo. Estos insectos que han sobrevivido a las condiciones ambientales más desfavorables y pueden causar diversas enfermedades con tan solo pisar el excremento que dejan a su paso. 

Entre las afecciones que pueden ocasionar están la diarrea, la disentería, la gastroenteritis, neumonía, tuberculosis, entre otras. Pueden provenir de su tubo digestivo o de su superficie que haya estado en contacto con alimentos o se hayan respirado alérgenos. 

Por otra parte, al igual que las ratas y las palomas, las pulgas de estos animales puede transmitir enfermedades como la peste bubónica, la cual produce inflamación y dolor de ganglios, dolor de cabeza y muscular, tos fuerte y fiebre. 

¿Por qué un control tardío de plagas y enfermedades puede afectar la salud?

La prevención es la clave si se quieren evitar las enfermedades causadas por las plagas de animales e insectos.  Mantener todo limpio es el primer paso, además de sellar las posibles entradas y salidas, y evitar la acumulación de basura. 

Si estamos en presencia de una plaga, es importante contratar un servicio profesional que la combata por medio de agentes químicos, ya que utilizarán los plaguicidas adecuados y los métodos necesarios para no causar daños en las personas ni en el establecimiento. 

Un control tardío es peligroso, pues al no contenerse la expansión de la plaga, esta proliferará de manera incontrolable afectando a los clientes y usuarios de negocios o empresas. Además, es un problema de salud pública, ya que, al no manejarla a tiempo, podría crecer más allá del lugar contaminado.

Deja un comentario