¿Qué es el certificado de desratización previo a demolición y por qué es necesario?

En Chile existen varias normas pensadas en mantener la salud de todos los habitantes, por esa razón el Ministerio de Salud a establecido un decreto para aplicar en cualquier demolición de edificios o casas. Esta norma, exige a las empresas presentar el certificado de desratización, sin el cual, el municipio no puede dar el permiso de demolición.  

Debido a ello, vamos a explicar con detalle todo lo relacionado al certificado, dónde podemos obtenerlo, por qué deberíamos tramitarlo, entre otros aspectos. 

¿Dónde tramitar el certificado?

Para empezar, la empresa que se va a dedicar a la desratización, y eliminar todas las plagas de la construcción, debe contar con la aprobación del Ministerio de Salud. Para obtener dicho permiso cada empresa debe presentar una identificación del responsable técnico, un plano de ubicación de la empresa como las bodegas donde resguardan los químicos, guardarropa, servicios higiénicos u oficinas. También debe entregar una lista de los equipos de protección personal de los trabajadores, entre otros requisitos para garantizar la capacidad de su trabajo.

Luego, el trámite puede realizarse en línea o en las oficinas de la Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de Salud. En cualquier caso, se debe presentar el certificado de aplicación de pesticida el cual lo entrega la empresa que realiza la desratización.

Si bien, debemos contar con todos los documentos requeridos además hay que pagar un arancel la suma de $23.500 (este valor cambia regularmente) ante la Tesorería General de la República.

La importancia de contar con el certificado de desratización 

De principio, al tener dicho documento estaremos cumpliendo con la ley. Es decir, el certificado es una garantía de nuestro trabajo pues demuestra la profesionalidad de la empresa al mantenerse en línea con la ley sanitaria.

En este punto, es importante mencionar que la desratización no solo se trata de arrojar los raticidas en la zona, pues esta acción va más allá de la implementación de métodos de saneamiento básico, químicos o mecánicos para eliminar plagas de ratas. La desratización también trabaja para quitar los cadáveres de animales, así como de todos los residuos e instrumentos (cajas cebadoras, trampas, cebos) utilizados al eliminar la plaga.

Asimismo, si no contamos con el certificado de desratización, vamos a retrasar las labores de construcción pues no se permite iniciar la demolición antes de que pasen 21 días del proceso de eliminación de plagas. Incluso, el certificado tiene un vencimiento establecido pues, pasados los 30 días de la fecha marcada en el trámite, pierde vigencia.

En ocasiones, la aparición de una plaga se debe a factores como poca limpieza, pero no debemos descartar un posible nido en casas contiguas. Por ello, es necesario realizar la desratización con la finalidad de eliminar todo resto de plagas, dejando un terreno limpio y apto para construir un nuevo edificio sin ningún problema.

Finalmente, al tener el certificado de desratización podemos asegurar la salud de los trabajadores que tengan contacto con la obra. No debemos olvidar que los residuos del veneno, al ser inhalados o tener relación con el cuerpo humano, pueden ser muy dañinos y generar varias enfermedades.Sin duda, garantizar las condiciones de la construcción con este trámite nos otorgará grandes beneficios al mismo tiempo que cuidamos la salud de quienes tendrán contacto con la obra.

Deja un comentario