¿Por qué contratar un servicio de control profesional de roedores?

Para ninguno es grato encontrarnos con roedores en nuestro espacio de trabajo. Sin embargo, esta situación puede ocurrir en las ciudades urbanas.

De hecho, la habilidad de estos animales es impresionante. Un ratón adulto puede escalar sin mayor esfuerzo una pared, mientras que una cría de estos animales puede meterse por agujeros  tan pequeños que apenas tengan una entrada de milímetros. Además, las ratas son capaces de saltar de manera vertical y horizontalmente, y de introducirse en lugares complejos como lo pueden ser los tejados.

Estos animales son bastante hábiles pues cuentan con la capacidad de andar por cables, nadar por el agua de alcantarillado y subir escaleras.

La naturaleza de los roedores les llama a tener que buscar calor cuando hace frío y comida, así que se debe tener mucho cuidado durante el invierno. A continuación, se muestran los signos más sencillos para detectar roedores en nuestra empresa, además de lo importante que es dejar el control de la plaga en manos de profesionales.

Signos de presencia de roedores en la empresa

Obviamente, el síntoma más claro de una plaga de roedores es haber visto una rata o ratón. Sin embargo, al ser especies nocturnas esta tarea no es tan fácil. También existen otros factores, por ejemplo: Pequeños excrementos y orines, cables roídos, ruidos de arañazos.

Si ya vimos que en nuestro lugar de trabajo existen uno o varios síntomas de la estancia de ratones o ratas hay que tomar medidas drásticas y de forma inmediata. Pareciera muy fácil acudir a una tienda y comprar varias trampas y veneno para solucionar el problema, sin embargo, no lo es.

¿Por qué acudir a un servicio de control profesional de roedores?

Si encontramos un ratón, el problema puede ser mucho más grave de lo que pensamos. El ciclo de gestación que tienen es de unas pocas semanas, resultando en el nacimiento de varias crías a la vez. Seguido a esto, estas pequeñas crías alcanzan la maduración reproductiva relativamente rápido, por lo que en meses podríamos tener una plaga.

Este problema de higiene se convierte en un riesgo de salud grave para todas las personas que trabajan en el espacio y, a su vez, puede resultar en pérdidas económicas e incluso clausura de un comercio o empresa. Si bien las marcas suelen promocionar sus venenos y trampas caseras como 100% efectivas, la realidad es que en temas tan delicados no podemos confiar en afirmaciones publicitarias.

Un servicio de control profesional de roedores tiene la experiencia y los conocimientos necesarios de aplicar un tratamiento de desratización adecuado mucho más complejo y especializado según nuestra situación particular.  Ellos dan un paso extra para analizar el comportamiento de estos animales y el hábitat donde subsisten.

La eficiencia del servicio radica en el uso racional de las técnicas que utilizan y los productos, los cuáles pueden ser agresivos y requieren tanto de capacitación como autorización sanitaria, por lo que no cualquiera puede utilizarlos. La opción más inteligente y responsable es que nos contactemos con los expertos.

Siempre será recomendable recurrir a profesionales en materia de control de plagas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *