Control de Palomas y Otras Aves

Las aves en general no producen grandes problemas, sin embargo, existen ocasiones en que toman como refugio lugares que causan problemas. Estas aves son capaces de transmitir importantes enfermedades algunas de las cuales podrían producir la muerte del ser humano, además en muchos casos producen molestias por la acumulación de fecas y los olores que emanan de los lugares que han escogido como guarídas.

El control de estos individuos consiste en modificar a través de métodos químicos y físicos las condiciones de los lugares escogidos como guaridas y de esa forma producir la erradicación de los lugares deseados.

Por otro lado la Ley de Pesca y Caza y la Ley Orgánica del SAG, regulan el control de estas aves (Columbia Livia) en el sector urbano, debiéndo autorizar su control bajo condiciones especiales que impidan cualquier daño a otras especies. Cabe hacer notar en este punto que el uso de cualquier tipo de tóxicos o psicotrópicos esta expresamente prohibido, por el peligro de que otras especies puedan consumir el cebo.

Por la variedad de situaciones posibles, cada tratamiento generalmente combina varios métodos, como el uso de repelentes, mallas especiales, modificaciones estructurales, etc.