4 consejos para un correcto uso de plaguicidas

Tener insectos dentro de nuestro negocio es una situación bastante molesta, ya que su propagación puede provocar el deterioro del inmueble o daños en la mercancía. Para evitar estas invasiones, lo mejor es utilizar plaguicidas, los cuales nos ayudarán a deshacernos de la presencia de cualquier pequeño animal que haya en nuestras instalaciones.

Así como cada situación es diferente, también existen varios tipos de plaguicidas, los cuales se enfocan en atacar las distintas plagas. Por ejemplo, la mayoría de nosotros conocemos los insecticidas que se usan para mosquitos o cucarachas.

No obstante, también podemos encontrar variedad de rodenticidas, utilizados para problemas con los roedores, o los herbicidas, exclusivos para problemas con plantas y maleza. Si llegamos a tener un problema con una plaga, a continuación, están algunas recomendaciones para el correcto uso de plaguicidas.

1. Utiliza un buen producto

Lo recomendable es adquirir productos apropiados para la situación, que no tengan sustancias prohibidas, que no estén caducos y que vengan en su envase original, además es bueno considerar aquellos que no sean nocivos para el medio ambiente. Conseguir un plaguicida de calidad puede resultar un poco más costoso que otros, pero los beneficios y tranquilidad que obtendremos serán mayores.

2. Uso adecuado

Los plaguicidas deben aplicarse solo en el espacio necesario con la cantidad adecuada, de lo contrario el exceso de producto en un área pequeña puede saturar el ambiente. De igual modo, debe protegerse cualquier alimento o superficie que pueda entrar en contacto con ellos, y no olvidar el uso de guantes, protectores faciales y más. Tampoco se debe utilizar de manera cotidiana, ya que sus componentes pueden intoxicar tanto a las personas como a los animales domésticos. 

Una vez que se ha aplicado, hay que dejar que los espacios se ventilen y se cumplan los períodos de seguridad, además, hay que realizar una limpieza de los muebles y espacios utilizados rutinariamente para que las personas no estén expuestos al producto. 

3. Pensemos en el lugar 

Tomemos en cuenta todos los factores antes de aplicar un plaguicida. Si el lugar intestado por plagas tiene cerca algún tipo de río o pasa alguna corriente de agua, necesitaremos tomar muchas más precauciones para evitar que éste entre en contacto con el agua y la contamine. Lo anterior puede causar daños graves e incluso generar multas.

4. Contratemos a un experto

Para hacer uso de los plaguicidas se deben considerar cuidados especiales, puesto que trabajamos con materiales peligrosos y que, si no conocemos sus consecuencias, pueden causar varios daños. Es mejor dejarle esta responsabilidad a un especialista, para que nos ayude con dos cosas fundamentales: el tipo de plaga que tenemos y el plaguicida que se habrá de utilizar para tal caso.

El uso de plaguicidas en cualquier lugar deberá ser analizado de manera correcta para saber el tipo de suelo y demás consideraciones para llevar a cabo esta tarea. Debemos tener bien claro que esto debe ser realizado por profesionales, ya que ellos cuentan con productos, accesorios de protección, mecanismos y técnicas especiales para el uso de plaguicidas, además de ayudarnos a identificar lo que será mejor para nuestro negocio.

Deja un comentario